Entrevista a prostitutas buscar prostitutas

entrevista a prostitutas buscar prostitutas

Richard Poulin se tapa los ojos durante la entrevista. Me parece una monstruosidad. Pero déjeme decirle que mientras los llamamientos a favor de una reglamentación de la prostitución son muy fuertes en Europa, son relativamente débiles en América del Norte.

Es algo que estamos viendo en Alemania, en Holanda, en Tailandia, en España De hecho, España es el país con mayor demanda de mujeres que ejercen la prostitución de toda Europa. A finales de los años 70 las feministas norteamericanas ya plantearon si esa enorme libertad sexual no implicaba también una sumisión sexual, porque para que la liberación sexual sea realmente una liberación es necesario antes que la opresión contra las mujeres desaparezca, y la opresión no ha desaparecido.

La prostitución de hecho es una forma de opresión contra la mujer, y sigue existiendo a pesar de que existe libertad sexual porque sigue existiendo opresión. Hay muchos niveles de respuesta. A nivel sociológico les diría que se sabe que buena parte de las mujeres que son reclutadas para la prostitución son menores de edad.

Es complicado, pero se lo voy a tratar de explicar con un ejemplo. Cuando hablaba con ellas, estas jóvenes decían estar encantadas de bailar desnudas ante esos hombres que no podían tocarlas, lo consideraban como una especie de venganza por las agresiones sexuales que habían sufrido anteriormente, sentían que ahora eran ellas las que podían explotarlos a ellos Pero después de pasar algunos meses en la industria del sexo, bailando desnudas, esas mujeres cambiaban de discurso y decían que un culo es un culo, subrayando que los hombres no van a ver mujeres, sino culos.

Y lo mismo ocurre en la prostitución. Su responsabilidad es absoluta, total. Si los hombres no pagaran por la prostitución se acabaría con la prostitución, así de sencillo. Porque la industria de la prostitución se ha hecho para el disfrute de los hombres.

Da igual que implique a niños, a niñas, a jóvenes de ambos sexos, a mujeres adultas Es una industria dirigida al placer del hombre. No, evidentemente no se los hacen. Me aconsejó que invirtiera tiempo en la 'diversión previa'. Él me "enseñaría a trabajar", o sea, a darles conversación y sacarles tantas copas como para que, al llegar a la habitación, estuvieran muy borrachos y se durmieran. Así que el gran y turbio truco residía en emborrachar a los clientes para cobrarles el alcohol y el sexo que no iban a tener, aunque se fueran creyendo que sí.

Piensa que estamos al lado de hoteles de mucha pasta", continuó M. Es como un control de alcoholemia", me aseguró el gerente. Desde , la prostitución no es un delito en España y, desde , en Cataluña existen licencias que regulan los locales donde se puede ejercer la prostitución.

Insatisfecha con la explicación sobre la legalidad o no del negocio que no me acababa de quedar clara contacté con José Antonio Nin, portavoz de la Policía Nacional en Cataluña.

Las españolas que la ejercen libremente y se encuentran con esto tampoco suelen denunciar porque también suelen vivir situaciones de necesidad", reconoció. La línea de la coacción es muy fina, y eso sí es delito ", añadió el agente. Cuando terminó de impresionarme, me invitó esa misma noche al club e insistió varias veces: No te preocupes, yo te enseñaré".

Esto es muy peligroso porque normaliza las agresiones y confunde a las chicas que empezamos a trabajar y no tenemos herramientas o conocidas que nos ayuden a ver que eso no es así.

Por suerte, con el primer cliente tuve clarísimo que la posición de poder en la relación pertenece a la puta y que cuando el cliente paga recibe lo pactado. No tiene derecho a exigir nada y no es mi posición consentir la misoginia de nadie.

Durante esos comienzos me sentía con muchas ganas de trabajar, había descubierto un mundo nuevo que me gustaba mucho y me lamentaba no haber empezado antes. Supongo que lo descubro haciendo activismo en la ONG de derechos animales.

En ese momento tenía 19 y para mí fueron muy importantes esos años en mi vida. El feminismo empieza calando primero en mi relación conmigo misma y luego con mis ex parejas. Me empiezo a dar cuenta del origen de las inseguridades que tengo con mi cuerpo y empiezo a detectar que las relaciones que había tenido eran tóxicas.

En mi trabajo el feminismo es una herramienta fundamental para poder trabajar en condiciones éticas. Como he dicho antes, no es aceptable que un hombre se crea con derecho a abusar de ti porque te esté pagando. Leyendo a compañeras feministas y trabajadoras sexuales es cuando empiezo a declararme como sujeto de derecho con capacidad de decidir libremente sobre mi cuerpo y mi sexualidad y no dejar que me cosifiquen o me quieran tratar como un trozo de carne en venta.

He visto una sororidad increíble entre mis compañeras y muchísima fuerza como mujeres siendo una minoría discriminada. El trabajo sexual necesita al feminismo, y el feminismo necesita a las trabajadoras sexuales. Hemos leído que eres muy selectiva en cuanto a clientes se refiere. Que pones normas para el disfrute mutuo y descartas si esa persona no te transmite confianza.

La prostitución sin relaciones pactadas no es prostitución. Todas elegimos a nuestros clientes y todas tenemos normas. Cuando alguien es forzada a aceptar clientes que no quiere estamos hablando de explotación laboral, trata o violaciones, y eso es delito. Cuando una mujer acepta clientes que no quiere porque la alternativa es no pagar el alquiler, estamos hablando de casos de vulnerabilidad extrema en un sistema que no aporta soluciones a la pobreza, y esto recordemos que también pasa en otros trabajos como el sector doméstico, la agricultura o la construcción.

Las putas empoderadas no somos una excepción. Es bien sabido que dentro del movimiento feminista hay un debate interno acerca de la prostitución. Por ejemplo, Beatriz Gimeno dice: Se puede decir exactamente lo mismo del matrimonio heterosexual.

Pero de la misma manera que la historia demuestra que el matrimonio ha evolucionado y ya no es exclusivamente una unión en donde el hombre adquiere dominio absoluto sobre su esposa, con la prostitución pasa lo mismo.

Pueden existir relaciones éticas entre putas y clientes. El problema no es la prostitución, igual que no lo es el matrimonio, el problema es el machismo y se puede trabajar contra ello sin necesidad de silenciar las voces de todas las prostitutas que pedimos derechos.

Dicho en otras palabras.

Entrevista a prostitutas buscar prostitutas -

Lo creo firmemente, estoy convencida de ello. Laura coincide en la existencia de ese escenario potencial: Y por eso lucho con todas mis fuerzas contra esa violencia que es la prostitución. Desde la escort de lujo que gana 3. La definicion de prostituta es: No acepta borrachos, no acepta drogadictos. Lamentablemente es muy popular la idea de boca de gente que no es puta de que el cliente es un hombre malvado y nuestro papel es ser sumisa y consentir abusos. Es un trabajo que tiene sentido con mi identidad y no hubo ninguna sorpresa para ellos. No tengo ninguna duda de ello. Hasta cierto punto me he dado cuenta que eso no es fundado por prostitutas prostitutas griego ourense aunque sí creo que es un trabajo que exige un grado de feminización. Desde el primer momento en que empiezo a considerar este trabajo decido compartirlo. También me recordaron que, a diferencia de la imagen general que suele estructurar estos proyectos de ley, las formas como se ejerce el trabajo sexual son diversas: This website uses cookies. El trabajo sexual necesita al feminismo, y el feminismo necesita a las trabajadoras sexuales.

Tienes que ir y hacer lo que él quiera. Eso me hizo pensar que ya no cabía duda de que lo que hacía M. Pero no estaba claro. Nuevamente, y a pesar de mi indignación, lo que me parecía completamente ilegal volvía a estar abierto a interpretaciones. La agencia o el club hace de intermediario, pero si la chica acepta el desplazamiento y una vez allí no se llega a un acuerdo, tiene todo el derecho del mundo de largarse. De hecho, mientras conversaba con M. Me aconsejó que invirtiera tiempo en la 'diversión previa'.

Él me "enseñaría a trabajar", o sea, a darles conversación y sacarles tantas copas como para que, al llegar a la habitación, estuvieran muy borrachos y se durmieran. Así que el gran y turbio truco residía en emborrachar a los clientes para cobrarles el alcohol y el sexo que no iban a tener, aunque se fueran creyendo que sí. Piensa que estamos al lado de hoteles de mucha pasta", continuó M. Es como un control de alcoholemia", me aseguró el gerente.

De esa diferencia parten muchas de las inconformidades. Como si estuviéramos enfermas, como si tuviéramos dislocada la vagina. Silvana afirmó algo parecido: Esto es un trabajo igualito a los otros. Pero el debate no es tan sencillo. Sobre la prostitución se cruzan tensiones históricas, culturales, jurídicas y, sobre todo, morales, que la ubican en una zona gris. Las violencias sobre las trabajadoras sexuales son reales y los estigmas alrededor de su oficio siguen trayendo consecuencias funestas ataques verbales, físicos, asesinatos, desapariciones.

La pregunta sobre cómo regular el trabajo sexual, que es legal, sin abrir espacios para que la explotación sexual o las violencias se cuelen en el camino sigue abierta. Luz y Josefa piensan que la solución es que las garantías laborales y de seguridad para las prostitutas sean como las de cualquier otro oficio.

El colectivo Furia Diversa y Callejera, por su parte, ha estado trabajando en la creación de redes de apoyo entre trabajadoras sexuales de todo el país. Como la gente sabe, el maltrato y la explotación vienen desde las casas. Pienso que todos los problemas —no solamente la prostitución o la explotación sexual— nacen de la falta de una educación buena y de calidad. No la del colegio, sino bases de educación en casa. Yo salgo a la calle y puteo, traigo dinero y comida a la casa. En Construcción de Paz , Sin Categoria.

A mí no me importa meterme a puta. Ya he vivido tanta mierda que me da igual. Eso sí, desde la educación. Cuando me metí en este sitio, sabía dónde me metía. Quiero que aquí se me respete, quiero que si yo digo que no sea no, y que si yo me quiero salir, me salgo, y que si quiero cobrar esto cobre esto y no menos ".

Mi jefa, por suerte, me dijo: Me pongo a estudiar. Hablo con otras chicas. Vemos la tele, nos lo pasamos bien, nos reímos. Hace poco tuvimos el caso de una chica mayor que se fue a un bar y ha vuelto porque ni de coña ella puede ya soportar ganar tan poco dinero. Su calidad de vida le impide bajar. Aunque tampoco debería ser así. Es otro argumento distinto. Que te quieras ir pero no encuentres un trabajo en el que cobres tanto y tengas un problema.

Pero yo también pienso que mi vida cambia mucho y que vete a saber qué va a pasar en el futuro. Viendo a estas chicas sí pienso que es el camino por el que van todas.

Yo, personalmente, no creo que me pase porque tengo una vocación muy interna en cuanto a lo que estudio. Yo sé que eso lo quiero y lo voy a vivir, porque estoy luchando por ello. Recuerdo las palabras de Kris Kristofferson que tanto he oído repetir a Janis Joplin: De momento hemos hablado de pérdidas económicas, pero La intimidad, las mentiras, lo emocional.

SoleildeNuit Thursday, 07 April Revolution on the Road Thursday, 07 April Home Elisa Artículos Esp. Revolution on the Road. O sea, puedes elegir eso. Fotografía de Ester Almeda. Write a comment Comments:

entrevista a prostitutas buscar prostitutas

This entry was posted in Prostitutas en leganes. Bookmark the permalink.

0 Responses to Entrevista a prostitutas buscar prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *